• Cirugía estética, plástica y reparadora by Clínica ServiDigest - Barcelona

¿Cómo rejuvenecer las manos? Solución a las manos envejecidas

Cómo rejuvenecer las manos

¿Cómo rejuvenecer las manos? Solución a las manos envejecidas

¿Cómo rejuvenecer las manos? Solución a las manos envejecidas 800 533 Servi Estétic

El paso del tiempo va dejando su huella lenta e inexorablemente en las manos. Muchos pacientes con las manos envejecidas acuden a nuestra clínica en busca de soluciones y preguntándonos cómo rejuvenecer las manos.

La medicina estética hace reversible el proceso de aparición de arrugas, manchas y la delgadez poco agradable que hace que las manos envejezcan antes que cualquier parte del cuerpo.

A diferencia de otras zonas del cuerpo, las manos están expuestas al aire libre, les da el sol en verano, sufren el frío en invierno y aguantan el viento que las reseca.

Además, son herramientas esenciales para nuestro día a día: trabajan, tocan para contarnos qué textura y temperatura tienen las cosas, entran y salen del agua muchas veces al día… todo ello hace que pierdan juventud más rápidamente, presentando un envejecimiento prematuro debido a su exposición constante.

Factores influyentes en el envejecimiento de las manos

El aspecto estético de las manos depende mucho del trato recibido, de la herencia genética, del estilo de vida, de las condiciones personales del paciente (no todas las manos son iguales, en algunas el sistema venoso está más profundo y las venas no están tan marcadas)…

No solo de manchas se nutre el envejecimiento de las manos. Con el paso de los años, la piel se atrofia, es decir, se vuelve más fina, más seca, se va llenando de arrugas y manchas y las venas aparecen destacadas, los tendones más marcados e incluso, pueden aparecer deformidades en las articulaciones debidas a la artrosis.

El caso es que en torno a los 40 años empiezan a sonar todas las alarmas: las manos empiezan a mostrar las primeras señales de cansancio, imperceptibles al principio, como una piel no tan tersa, con un tono más apagado, se empiezan a mostrar pequeñas manchitas apenas visibles inicialmente, y una pérdida progresiva de grasa que resalta a los huesos, tendones y venas.

Técnicas para rejuvenecer las manos

Afortunadamente, los especialistas en cirugía plástica y medicina estética disponen de técnicas para rejuvenecer las manos. A continuación explicamos dos tipos de procedimientos: los regenerativos y los de relleno.

Técnicas regenerativas para unas manos más jóvenes

Consisten en estimular las funciones de la piel con inyecciones superficiales de vitaminas que pueden combinarse con plasma rico en plaquetas extraído de la sangre del propio paciente.

Como hemos comentado, la piel de las manos es muy fina y escasa en glándulas sebáceas y sudoríparas. Estos rasgos la convierten en presa fácil del sol, el frío y el agua, que la deshidratan.

Estas técnicas incluyen todas las sustancias necesarias en el mismo pinchazo. Son muy recomendables para aquellas mujeres jóvenes que debido a su profesión se lavan constantemente las manos o están expuestas a elementos que las resecan, presentando unas manos especialmente estropeadas.

Otra posibilidad es la regeneración mediante un peeling químico o microdermoabrasión. Estos métodos tienen en común una cosa: provocan un engrosamiento de la dermis y un aclaramiento o despigmentación de las manchas seniles. Al eliminar las capas superficiales de la epidermis aparecen capas de piel nueva, recién nacida y, por tanto, más luminosa, más tersa y más uniforme.

Técnicas de relleno para rejuvenecer las manos

Este procedimiento es muy eficaz en aquellos pacientes en los que estimular la piel periódicamente no es suficiente o en aquellos con manos tan huesudas en las que tendones, venas y articulaciones, están demasiado expuestas.

Para poder corregirlo, las técnicas de relleno densifican de nuevo las manos con un material que les devuelva la prestancia de la juventud.

Estas técnicas son muy seguras. Los principios que se inyectan están sobradamente testados y no presentan problemas de rechazo ni efectos secundarios.

Ácido hialurónico, hidroxiapatita o incluso la grasa del propio paciente (previamente succionada y preparada), dan excelentes resultados con una duración de entre uno a dos años: el organismo va reabsorbiendo poco a poco los elementos inyectados y acaban por desaparecer, lo que obliga a reponer el material elegido, pero, a cambio, el procedimiento es muy cómodo para el paciente: se realiza en poco tiempo (alrededor de una hora), es poco molesto (el médico aplicará previamente una pequeña anestesia tópica o local si el compuesto es de grasa), o en el caso de solo utilizar ácido hialurónico o hidroxiapatita para densificar las manos, se utiliza la microcánula con un único pinchazo indoloro que no precisa anestesia.

En las técnicas de relleno se introduce una microcánula en la zona dorsal, cerca de la muñeca, que pasa justo por encima de las venas para hacerlas menos visibles, lo que produce un rejuvenecimiento de inmediato de las manos, (después de inyectarlos hay una pequeña inflamación que desaparece en un par de días. A los tres días, las manos están perfectas).

Gracias a que la punta de la cánula es roma y redonda, evitamos el riesgo de provocar lesiones en las venas. Esta diferencia respecto a las agujas garantiza la absoluta seguridad del procedimiento, con resultados de mayor turgencia y grosor en la piel.

Las técnicas de relleno, aunque aparentemente simples, son muy complejas, por lo que siempre recomendamos ponernos en manos de un profesional cualificado cuando busquemos cómo rejuvenecer las manos. La piel de las manos es muy fina y deja traslucir cúmulos o irregularidades que delatan un mal reparto del relleno.