• Medicina y cirugía estética, plástica y reparadora by Clínica ServiDigest - Barcelona

Ácido hialurónico: el tratamiento para hidratar y rejuvenecer el rostro

Ácido hialurónico ServiEstètic

Ácido hialurónico: el tratamiento para hidratar y rejuvenecer el rostro

Ácido hialurónico: el tratamiento para hidratar y rejuvenecer el rostro 840 560 Dr. Martín Hernández Lobertini

El ácido hialurónico es una de las sustancias más utilizadas para hidratar y rejuvenecer el rostro.

El ácido hialurónico es un compuesto que está presente de forma natural en el organismo y es el responsable de la hidratación y la firmeza de la piel.

Por eso, los tratamientos de medicina estética que lo utilizan, consiguen la corrección del envejecimiento y de la pérdida de luminosidad de la piel, confiriéndole a la piel turgencia y elasticidad.

Precisamente el envejecimiento empieza con un descenso en la producción de ácido hialurónico por parte de las células y con la disminución de la producción y la pérdida de calidad del colágeno presente en el tejido cutáneo. El resultado es un aspecto deshidratado, flácido, con manchas y pequeñas arrugas superficiales.

Los tratamientos con ácido hialurónico se convierten en grandes aliados de nuestro rostro y es importante conocer los dos diferentes tipos que se utilizan en estética: reticulados y no reticulados.

Los hialurónicos no reticulados actúan como reparadores y no producen un incremento de volumen en la zona infiltrada, sino que únicamente actúan como captores de agua. Ejercen una doble función: por un lado recuperar y mantener la tasa de hidratación adecuada de la piel y, por otro, estimular la nutrición de las células.

Son activadores de la dermis a la que aportan un mayor soporte estructural. No se utiliza como relleno de las arrugas, sino para mejorar su apariencia, pues hay que tener en cuenta que se inyecta a nivel de la dermis, y no más profundamente, por lo que está indicado para corregir pequeñas líneas de expresión, marcas o cicatrices. Se puede utilizar para tratar la piel del rostro, cuello, escote y manos.

Mejora la hidratación, la suavidad y la elasticidad de la piel y sus efectos duran entre 6 meses y un año.

Los reticulados son aquellos con moléculas reticuladas o “entrelazadas” entre sí para otorgar mayor ‘solidez’ y durabilidad. Se utiliza habitualmente para crear más volumen, rellenar arrugas medias y profundas, perfilar distintas zonas del rostro (pómulos, contorno y aumento labial, surcos nasogenianos, perfilado del reborde mandibular, entre otros) y cuerpo, consiguiendo resultados muy naturales.

Este tipo de hialurónico actúa a nivel más profundo. Su alta densidad molecular permite que los efectos perduren más tiempo dado que el organismo tarda más en reabsorberlo (gracias a su composición “entrelazada” que permite una menor degradación), proporcionando mejor capacidad para resistir el paso del tiempo.