• Medicina y cirugía estética, plástica y reparadora by Clínica ServiDigest - Barcelona

Resolvemos todas las dudas sobre el aumento mamario

aumento mamario

Resolvemos todas las dudas sobre el aumento mamario

Resolvemos todas las dudas sobre el aumento mamario 840 560 Dr. Martín Hernández Lobertini

El motivo mayoritorio de consulta sobre cirugía plástica mamaria sigue siendo el aumento de volumen, embelleciendo el pecho en su conjunto para devolverle la proyección que la edad, los embarazos o los cambios de peso han deteriorado.

Pero tener un pecho grande ya no es uno de los principales motivos que lleva a la mujer a la consulta de un cirujano plástico. La cirugía de la mama es ahora mucho más global, ya no solo se centra en conseguir mayor volumen, sino también en recuperar el pecho caído, corregir simetrías, desproporciones entre la areola y el resto de la mama, etc.

El pecho es uno de los aspectos del contorno corporal femenino que más preocupa a la mujer. Actualmente, el perfil de la paciente que solicita una cirugía de pecho suele ser el de una mujer de entre 30 y 55 años que, por diferentes motivos, ha perdido la forma armónica con el resto del contorno corporal.

Cada paciente precisa de un enfoque personalizado para conseguir unos resultados óptimos, naturales y en armonía.

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética estima que entre unas 18.000 y 19.000 mujeres españolas se someten a operaciones de aumento de pecho cada año. De hecho, cada vez son más las mujeres que quieren realizarse este tipo de intervención y sentirse más satisfechas consigo mismas.

El aumento de mamas o aumento mamario es la intervención quirúrgica que aumenta el tamaño y modifica la forma del pecho. Estar satisfecha con el escote incrementa la autoestima, la confianza y la feminidad, siempre, eso sí, manteniendo la naturalidad, algo que demanda especialmente la mayoría de pacientes.

Es una opción ideal para: mamas poco desarrolladas, pérdida de masa glandular después de embarazos o lactancias, dismetrías y aumentar de talla por razones estéticas.

Tipo de implantes

La elección del tipo de implantes se consensuará entre el cirujano y la paciente y dependerá de los resultados deseados y de lo que permita la propia anatomía, con el fin de obtener los mejores resultados y cumplir con las expectativas.

Los implantes con forma de semiesferas aportan más volumen en la parte superior del escote y consigue una mayor proyección de la mama.

Los implantes en forma de gota respetan más la anatomía mamaria, logrando un resultado más similar al pecho natural, simulando su caída y su forma original.

Perfil mamario

Tan importante como el tipo de prótesis mamaria es la elección del perfil que deseamos obtener, dado que los perfiles marcan la proyección de los senos. La proyección se refiere a la medida en que los senos se proyectan hacia afuera del pecho.

El perfil que mejor se adapte a las necesidades de la paciente vendrá determinado por su anatomía y por el resultado deseado. Existen tres tipos generales de perfiles. Cuanto más alto sea el perfil, más lejos se proyectará el implante desde el pecho.

  • Moderado. Son ideales para aquellas mujeres que tienen un pecho natural grande pero desean aumentar el tamaño para conseguir un aspecto más firme. Está indicado en aquellas mujeres que desean realizarse una mastopexia (elevación de pecho) por presentar las mamas caídas. El perfil moderado es una buena opción, ya que el volumen del pecho no se ve incrementado, pero sí se notará un aspecto más firme.
  • Alto. Suele estar indicado para aquellas mujeres que no quieren un excesivo volumen y unos resultados muy naturales.
  • Ultra alto. Está recomendado en mujeres con mamas pequeñas, ya que, al colocarlos se consigue tener un visible aumento de senos, pero manteniendo un aspecto natural.

Colocación de prótesis

Hasta hace pocos años las prótesis se colocaban en dos planos: submuscular o subglandular. Actualmente se realizan diferentes técnicas que aportan mejores resultados.

  • Submuscular. Se colocan bajo el músculo pectoral. Esta técnica está indicada sobre todo en mujeres delgadas y con poco volumen de pecho. Las prótesis se colocan a través de una leve incisión en la axila, mediante una media circunferencia en el polo inferior de la areola mamaria o a través del surco submamario.
  • Subglandular. Bajo la glándula mamaria. Se consigue una movilidad muy natural, dado que la prótesis se mueve junto a la glándula mamaria con naturalidad.
  • Subfascial. Por debajo de la fascia muscular (entre la fascia (la membrana que recubre el músculo) y el propio músculo.
  • Dual plane. Se coloca la mitad superior de la prótesis debajo del músculo pectoral y la mitad inferior debajo de la glándula mamaria.