• Medicina y cirugía estética, plástica y reparadora by Clínica ServiDigest - Barcelona

Ginecomastia

Aumento mamario en los hombres: causas, los síntomas y cómo eliminar la ginecomastia.
Ginecomastia en hombres

Ginecomastia

Ginecomastia 800 533 ServiEstètic

La ginecomastia es el aumento del volumen de las mamas masculinas.

Causas de la ginecomastia

Aunque se puede dar por diferentes causas: desequilibrio hormonal, motivos genéticos, tumorales o incluso a causa de alguna medicación, la causa habitual suele ser un exceso de grasa provocado por el sobrepeso. Puede presentarse en una sola de las mamas o en ambas.

El desarrollo exagerado y la constitución inhabitual de las mamas masculinas, asemejándolas a los senos de la mujer, producen complejos que la cirugía plástica puede solucionar con resultados extraordinariamente beneficiosos.

Básicamente se trata de un problema estético, aunque es importante tener en cuenta que puede ser indicativo de una enfermedad subyacente endocrinológica o tumoral (patología del riñón y de la glándula tiroidea, cirrosis del hígado, tumores de testículo o de pulmón, síndrome de Klinefelter, tiroides hiperactiva…).

Síntomas de la ginecomastia

Además del aspecto estético de aumento mamario, este crecimiento puede provocar dolor o simplemente favorecer una mayor sensibilidad de las mamas.

Como hemos dicho, las personas que presentan esta patología suelen tener sobrepeso y un perfil sedentario. Una vez confirmada que la ginecomastia se debe a un acumulo de grasa y una vez se han descartado otros motivos, tendremos que recurrir a la cirugía plástica para solucionar esta hipertrofia mamaria.

Cómo eliminar la ginecomastia

Uno de los enfoques clínicos convencionales para eliminar la ginecomastia es la mastectomía, es decir, la resección completa de la glándula mamaria. Así, se erradica el desarrollo anómalo de la mama masculina, pero se genera un problema estético y psicológico, dado que el aspecto resultante no es el deseado en la mayoría de los casos.

Una buena opción para eliminar la ginecomastia es la combinación de liposucción y retirada quirúrgica de la mayor parte del tejido mamario posible.

Ginecomastia: la operación

Se trata de una operación sencilla y poco invasiva con resultados excelentes, que consiste en eliminar la grasa y el tejido glandular de la mama afectada y, en el caso de que sea necesario, extirpar la piel sobrante.

La glándula mamaria está conformada por el complejo areola-pezón, tejido glandular y grasa. Se realiza una liposucción de la zona pectoral para eliminar el tejido graso y definir la musculatura. Mediante esta técnica se delimita muy bien el área correspondiente a la glándula mamaria y, accediendo mediante incisiones reducidas, nos permiten extraer la grasa sin los efectos asociados a una mastectomía.

Por otra parte, para eliminar el exceso de tejido mamario, se practica una incisión localizada a nivel del borde inferior de la areola. Con esta intervención obtenemos un tórax plano, firme y bien moldeado, que mejora el aspecto del cuerpo y refuerza la autoestima del paciente.

No es una intervención complicada y tiene una duración de una hora aproximadamente. Se realiza bajo anestesia general y se recomienda un día de estancia hospitalaria.

Post-operatorio

Tras la intervención, se deja un drenaje para evitar la formación de hematomas y se aplica un vendaje compresivo durante 24 horas. Se recomienda evitar el ejercicio físico durante los primeros 15 días.

Ginecomastia en hombres

Aunque lo habitual es que encontramos la ginecomastia en hombres con sobrepeso y especialmente en pacientes mayores de 40 años, también se presenta en adolescentes en un porcentaje bastante elevado. Es muy importante que se controle el sobrepeso en esta etapa del varón, ya que el exceso de grasa favorece la acumulación de estrógenos, la hormona femenina que favorece el desarrollo mamario.

Más allá de evitar el sobrepeso por una cuestión de salud, el desarrollo excesivo de las mamas no se ajusta al canon de belleza masculina. En el caso del paciente joven, la mejora de esta enfermedad puede darse en la pubertad, pero después de este período las posibilidades de regresión espontánea son muy reducidas.

Operar no siempre es la única solución a la ginecomastia

El cirujano plástico realizará una valoración individual del paciente así como un estudio clínico para descartar trastornos endocrinos o cualquier otra patología y valorará la idoneidad de la intervención o plantear otro tipo de tratamiento si la ginecomastia se debe a grasa localizada y relajación muscular.

En estos casos, la cirugía no siempre es necesaria, ya que la enfermedad simplemente puede tratarse con un programa de nutrición destinado a reducir la grasa corporal y la tonificación muscular.

Aunque si lo que deseamos es un torso masculino de aspecto sano y simétrico, la ginecomastia es el adecuado para conseguirlo, ofreciendo una solución integral, tanto en términos quirúrgicos como psicológicos.