• Cirugía estética, plástica y reparadora by Clínica ServiDigest - Barcelona

Cirugía estética de nariz

Gestionar las expectativas
Cirugía estética de nariz

Cirugía estética de nariz

Cirugía estética de nariz 800 533 Servi Estétic

La cirugía estética de nariz, también llamada rinoplastia, es una de las más demandadas y practicadas en nuestro país.

Si estás pensando en realizarte una rinoplastia, es importante tener en cuenta algunos aspectos, ya que se trata de una cirugía con resultado muy importante respecto al conjunto estético de la cara. A continuación te damos algunos consejos de nuestros especialistas para tener unas expectativas realistas cuando te planteas una cirugía estética de nariz.

Elige la forma de la nariz que le vaya bien a tu rostro

Cuando decidimos modificar el aspecto de nuestra nariz, todos tenemos un modelo ideal en el que inspirarnos: modelos, famosos, actores y actrices… Pero es importante saber que, con toda seguridad, no nos quedará igual una vez enmarcada en nuestra composición facial. Cada rostro es un equilibrio de formas y volúmenes y se debe contemplar como un conjunto.

Una de las labores del cirujano es analizar el rostro de cada paciente para encontrar la nariz más adecuada, teniendo en cuenta una serie de proporciones para ofrecer el mejor resultado y conseguir la máxima simetría.

Cada persona es diferente y debe evaluarse con criterio médico y profesionalidad. La rinoplastia no se basa únicamente en reducir o aumentar el tamaño de la nariz, sino en modificarla y adaptarla a las facciones y características propias de cada paciente.

La confianza y el diálogo con el paciente para conciliar sus expectativas y perspectivas con las posibilidades reales de mejora que ofrece la intervención, es especialmente importante. Además, el cirujano plástico debe informar al paciente que, en ocasiones, la operación de nariz implica la necesidad de hacer otros procedimientos en el mentón o la frente, para armonizar el conjunto facial.

Cirugía estética de nariz para solucionar problemas respiratorios

La nariz es un elemento clave en la estética facial, pero además, es un órgano respiratorio con una función de gran trascendencia, por lo que el cirujano debe tener presente en todo momento ambos conceptos, el funcional y el estético.

De hecho, muchos de nuestros pacientes que acuden a realizarse una rinoplastia descubren que tienen un problema de funcionalidad que dificulta el sentido del olfato y respirar correctamente.

Por eso, un buen médico especialista en cirugía plástica, estética y reparadora, estudiará la nariz no solo desde el punto de vista estético, sino que además, si existe una función respiratoria disminuida o alterada, practicará en el mismo tiempo quirúrgico de la remodelación estética de la nariz, una corrección para mejorar así la función respiratoria de la misma.

Siempre insistimos que en todas las cirugías, es primordial ponerse en buenas manos. En el caso de la intervención de rinoplastia, es especialmente importante, dado que es una de las cirugías estéticas faciales más difíciles (intervienen muchas estructuras: piel, mucosa, músculo, cartílago, hueso y tejido fribrograso) y la que más fracasos conlleva si no se realiza por parte de un profesional de calidad y experiencia que ofrezca los mejores resultados.

Un buen cirujano debe valorar si el paciente es candidato a la intervención y hacerle entender que sus expectativas deben ser realistas. La rinoplastia cambia el aspecto de la nariz y, por tanto, de todo el rostro. Hay que tener en cuenta las proporciones del rostro y los consejos del cirujano. No existe una nariz perfecta y la misma nariz, por muy bonita que parezca, puede no quedarle bien a otra persona.

En definitiva, la nariz es el eje del rostro, por lo que si queremos modificarla y mejorarla con una cirugía estética de nariz, siempre hay que ponerse en manos de un buen profesional.