• Medicina y cirugía estética, plástica y reparadora by Clínica ServiDigest - Barcelona

¿Te cuesta dormir? Confinamiento e insomnio

insomnio

¿Te cuesta dormir? Confinamiento e insomnio

¿Te cuesta dormir? Confinamiento e insomnio 840 560 Dr. Martín Hernández Lobertini

Esta situación de confinamiento que nos obliga a no poder salir de casa prácticamente, está produciendo un estado de inquietud que está afectando el descanso, provocando períodos de insomnio intermitente.

Descansar más y mejor es imprescindible para poder empezar la jornada con nuestro organismo renovado y para enfrentarnos a este nuevo escenario con actitud positiva y de mejor ánimo.

Los motivos de esta falta de sueño reparador y de calidad, no se debe solo al estrés y a la ansiedad, sino que existen otros factores como el cambio de hábitos y horarios en las comidas y en la actividad laboral, así como la gran cantidad de horas que pasamos delante de las pantallas.

Cuando descansamos mal, nos sentimos más irritables y desanimados. El cansancio nos produce la sensación de encontrarnos mal de salud y por tanto, incapaces de afrontar la nueva situación.

Las personas que están trabajando desde casa, deben establecer unos horarios compatibles con el descanso y no dejarse tentar por la multitarea y el no terminar nunca de trabajar. Se ha diseminado el fin de semana y parece que no existen lunes ni sábados, por eso es muy importante marcarse unas pautas para la actividad laboral, el ocio y el dormir. Mantener todos los días el mismo horario al levantarse y acostarse nos ayuda a encontrar un equilibrio físico y mental.

Además, en la medida de lo posible, se deben establecer espacios diferentes en el hogar para el trabajo y para descansar y regenerarse. Esto también se aplica a los horarios. Aunque estemos en casa todo el día, es muy importante separar las horas de trabajo de los descansos y terminar conscientemente el período de trabajo a una hora fijada con antelación.

Una vez se hayan restablecido de nuevo los horarios de descanso, podemos ayudarnos con otros hábitos saludables que mejoran tanto las horas del sueño como la calidad del mismo: hacer una cena ligera y al menos dos horas antes de acostarnos, leer, practicar yoga o meditación y sobre todo, evitar el uso de móviles, portátiles y tablets así como la práctica de deporte de alta intensidad que puede activar nuestro cerebro y desvelarnos.

Descansar correctamente refuerza el sistema inmune, lo que resulta más necesario que nunca ya que se trata del sistema que nos puede proteger ante gripes u otros virus. Dormir poco o de forma irregular, nos hace mucho más susceptibles a enfermedades e infecciones.